Carlos Alvarado se suma a la Misión Presidencial Latinoamericana

Vinicio Cerezo, presidente de Guatemala 1986-1991 miembro Fundador de la Misión Presidencial Latinoamericana con Carlos Alvarado, Presidente de Costa Rica 2018-2022.

 

“Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos” Juan Donoso Cortés

 

Carlos Alvarado, Presidente de Costa Rica para el periodo 2018-2022, contribuirá con su liderazgo, testimonio y acción al servicio de la región como miembro de la Misión Presidencial Latinoamericana (MPL), y participará junto a otros 35 expresidentes de Latinoamérica, más allá de las ideologías, para seguir construyendo el presente y futuro de Latinoamérica.

Carlos Alvarado es político, escritor, periodista y politólogo costarricense, fue el Presidente Número 48 de la República de Costa Rica desde del 8 de mayo de 2018 al 8 de mayo de 2022.

En su carrera política Alvarado desempeñó como asesor en la Asamblea Legislativa del partido que le llevó a la presidencia, fue director de comunicación para la campaña presidencial del Luis Guillermo Solís. También fue Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social. Alvarado creó la Estrategia Nacional de Reducción de la Pobreza: Puente al Desarrollo, Los resultados de dicha estrategia se vieron reflejados en una disminución de la pobreza registrada por la Encuesta Nacional de Hogares del 2016: que se redujo después de 20 años de un 22,3% en 2014; a un 20,5% en 2016.

Además, fue Ministro de Trabajo y Seguridad Social, en esa cartera se destacó por reducir los beneficios de convenciones colectivas estatales del Banco de Costa Rica.

Foto Infobae: Carlos Alvarado con la Banda Presidencial, atrás la entonces presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo

Alvarado se convirtió en el Presidente más joven de Costa Rica desde la fundación de la Segunda República, aunado a ello, su compañera de fórmula, Epsy Campbell, se convirtió en la primera mujer vicepresidenta afrodescendiente de América Latina.

En junio de 2022, Carlos Alvarado fue reconocido con el “Premio al Liderazgo Planetario”, por National Geographic Society, por su liderazgo en la conservación de los oceános. La designación de Alvarado se asienta en la ampliación del área marina protegida de Isla del Coco. El premio se otorgó en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre los Océanos que actualmente tiene lugar en la ciudad de Lisboa, en Portugal.

La incorporación de Carlos Alvarado a la Misión, fortalece el espíritu y mandato de la organización que nace de la Declaración de Asunción y que la establece como una obra de activismo cívico de los expresidentes, apoyados por otros con el fin de aprovechar la experiencia y conocimiento de los Exmandatarios para el beneficio de Latinoamérica.

Carlos Alvarado, llega en un momento oportuno para desarrollar un activismo de cooperación que busca mejoras significativas en las naciones y el continente latinoamericano, especialmente en el diálogo político regional, con Estados Unidos, Europa y otras regiones, así como la recuperación postpandemia, la transformación digital, el cambio climático y otros temas que unen las preocupaciones por el desarrollo de la región.

A lo largo de los años, la organización se ha conformado con 35 expresidentes entre fundadores miembros y participantes entre ellos: Vinicio Cerezo de Guatemala; Luis Alberto Lacalle de Uruguay y Juan Carlos Wasmosy de Paraguay como miembros fundadores. Entre los miembros y participantes se encuentran Carlos Mesa, Nicolás Ardito, Laura Chinchilla, Jaime Paz, Vicente Fox, Michelle Bachelet, Jorge “Tuto” Quiroga, Hipólito Mejía, Osvaldo Hurtado, Alfredo Cristiani, Ernesto Samper, Martín Torrijos entre otros.

Mira la lista completa aquí: Miembros y Participantes – Misión Presidencial Latinoamericana

Entre los objetivos más importantes y fundamentales del trabajo de la MPL se centra el Diálogo Político, el Diálogo Intergeneracional con Liderazgos Emergentes y la Gestión del Conocimiento para el Fortalecimiento Institucional.

Para los fundadores de la Misión Presidencial Latinoamericana es imperativo seguir contribuyendo con el presente y futuro de la región para que Latinoamérica sea una región de oportunidades.

Vale la pena seguir obrando, porque América Latina sea una tierra de promisión y esperanza en tiempos de tribulaciones y grandes desafíos. “No somos pasado; somos presente y más importante, somos el futuro”, y estamos construyendo una Latinoamérica para todos, un continente de oportunidades.

Lee también: Inicios e Historia  

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.