El expresidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle de Herrera habla a la juventud de su partido, el Nacional

El expresidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle de Herrera (1990-1995), padre del actual mandatario Luis Lacalle Pou, tuvo la oportunidad días atrás de llevar a cabo una de sus actividades preferidas,  hablar a los jóvenes que militan en política y en particular a la juventud de su Partido, el Nacional – también conocido como Blanco – que tiene 186 años de existencia.

La crónica del diario EL PAIS de Montevideo, señala que Lacalle habló – durante tres horas en tres distintas instancias – en forma virtual a unos 250 jóvenes con consejo y opiniones sobre la política exterior, la militancia política y el Mercosur.

 “Hay que preparar el semillero para salir a la cancha”, comenta en cada reunión Luis Alberto Lacalle de Herrera, afirma EL PAIS.

La primera charla vía zoom  fue el miércoles 7 de abril y la interrogante que motivo la charla fue: “Mercosur, ¿buque insignia o lastre”.

“Cuando se fundó el Mercosur no había internet. Cuando se fundó el Mercosur no había teléfonos celulares. Cuando se fundó el Mercosur no había trabajo a distancia, ventas de internet. Fíjense lo que ha cambiado el mundo desde aquel día de marzo del 91 hasta ahora, abril del 2021. Eso les da la idea de que necesariamente esta organización tiene que adecuarse al tiempo que vivimos”, afirmó el expresidente.  

Lacalle reitero – analizando el transcurrir del Mercosur desde que fue creado – que la llegada de los gobernantes de izquierda a los países del Mercosur, hizo que la ideología pesará más que los intereses económicos que fue el ideal original del bloque.  “Puede un gobierno darle un poquito de inclinación de acá para allá, más adelante o más atrás, pero las grandes líneas son los intereses de un país en la defensa de sus intereses económicos, comerciales, para generar empleo e inversiones”, señalo el exmandatario uruguayo.

En otra charla, Lacalle dedico tiempo para inspirar a los jóvenes participen en la actividad política. Les pidió y recomendó, leer, recorrer el país y estar siempre actualizados no solo sobre el Uruguay sino también sobre lo que pasa en el mundo.

Él también recuerda que ser blanco es ser revolucionario, pero con el objetivo de garantizar las libertades y la democracia de “los orientales”. Esa es una de sus primeras “recetas”, indicó.

En la charla sobre su abuelo, Luis Alberto Herrera, quién fuera el jefe político del Partido Nacional durante 50 años en el siglo XX y que falleció en 1959, recordó su visión internacional. Al respecto aconsejo que Uruguay se tiene que posicionarse en el mundo con la siguiente actitud: “Clientes de todos, es decir, comprar y vender a todos. Amigos de muchos. Aliados de quien convenga, pero independientes en todo el sentido de la palabra. Esto yo creo que tenemos que convertirlo en la definición actual de nuestro partido”.

El expresidente también le dijo a la militancia juvenil del Partido Nacional que “siempre estar dispuestos a que nuestras ideas sean tan buenas, y las propuestas sean tan interesantes como para que mucha gente las elija”. Agrego que “hay cantidad de ciudadanos que están afiliados a partidos y no se mueven. Yo soy uno de ellos. Pertenezco y perteneceré al Partido Nacional por tradición blanca y por visión nacional de los problemas. Pero hay muchísima gente que de una elección a otra va eligiendo, y esto es algo que tenemos que aceptarlo. Es una realidad. Por eso nuestras propuestas e ideas deben tener raíz blanca, pero flor nacional. Es decir: ser atractivas por su justicia, por el sentido de posibles -porque no hay nada más injusto que lo imposible y el que promete imposibilidades está cometiendo una gran injusticia-. Soluciones nacionales, pero en un nacionalismo abierto al mundo”, se explayo el primer presidente blanco del siglo XX.

Lacalle insistió que el Partido Nacional tiene que estar siempre bien atento a los asuntos sociales, señala la nota del diario EL PAIS.  Referente a esto relató logros sociales de su partido. Entre ellos recordó la garantía al derecho de huelga que se incorpora en la Constitución de 1934, que los sindicatos tengan personería jurídica como lo planteó Herrera en su programa de 1915, entre otros puntos.

Volviendo sobre lo que debe ser la política exterior señalo que “la libertad de los mares y la libertad de puerto; la neutralidad respecto de los problemas ajenos. No nos gusta meternos en problemas políticos internos de la Argentina, ni del Brasil, porque no nos gusta que la Argentina o el Brasil se metan en los partidos o personalidades de acá”. En su última conferencia el viernes 9 de abril, Lacalle de Herrera volvió sobre el futuro del Mercosur. Consideró que: “Yo creo que ha llegado el momento -y no quiero ir más a fondo porque ahora están en plenas negociaciones, y no soy yo quién para indicar caminos ni nada- pero de todas maneras creo que la posición de rever serenamente el Mercosur es importante”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.