La Asamblea Anual de Gobernadores del BID abrió el camino a la recapitalización del organismo multilateral

En un comunicado oficial dice que “la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó una resolución que autoriza el trabajo analítico necesario para considerar un potencial aumento de capital y dio apoyo abrumador a la agenda del BID “Visión 2025” para la recuperación y el crecimiento económico sostenible en América Latina y el Caribe”.

La Asamblea de Gobernadores aceptó comenzar los análisis técnicos de cara a una ampliación de capital, iniciativa que contó con el “apoyo abrumador” de los países miembros de la institución, indicó su presidente, Mauricio Claver-Carone,

La recapitalización del BID ha sido una promesa y objetivo Claver-Carone desde antes de asumir la presidencia del organismo. El propone aumentar en U$S 20.000 millones   los recursos del BID para préstamos en la región. Actualmente cuanta U$S 12.000 millones anuales. El BID no ha concreto una recapitalización desde 2008 bajo la presidencia del colombiano Luis Alberto Moreno.

El informe de prensa del BID señala que “la agenda de la sexagésima primera Asamblea Anual del BID y trigésimo quinta de BID Invest (cuyo nombre legal es la Corporación Interamericana de Inversiones), se enfocó en temas cruciales como: impacto de la pandemia de COVID-19, cambio climático, empoderamiento económico de las mujeres, innovación, salud, y el rol del sector privado”.

Durante el evento en suelo colombiano, Claver-Carone describió cómo en 2020 el Grupo BID “en respuesta a la emergencia del COVID-19, alcanzó niveles récord de aprobación de préstamos, otorgando casi US$24.000 millones en financiamiento a los gobiernos y las empresas de la región”.

“Les pido que reinviertan en nosotros para que podamos reinvertir decididamente en la región”, dijo Claver-Carone. El presidente del BID reiteró que es necesario que el Baco ayude con unos US$1.000 millones a los gobiernos de la región para el acceso y negociación en la compra de vacunas. “La región tendrá un socio comprometido para ayudar a los países a enfrentar estos desafíos históricos y estar bien equipados con los recursos financieros necesarios para marcar una gran diferencia”, afirmó Claver-Carone..

El documento Visión 2025, Reinvertir en las Américas, del BID “delinea cinco áreas en las que el BID se enfocará en la región, incluyendo integración regional y fortalecimiento de las cadenas de valor, apoyo a las pequeñas y medianas empresas para que puedan reducir su brecha de financiamiento, estimada en US$1 billón, promoción de la economía digital, y priorización de las respuestas a cuestiones de género y cambio climático”.

Por su parte James Scriven, CEO de BID Invest, destacó el fundamental papel del sector privado en la recuperación económica de la región, la cual deberá ser verde e inclusiva. “Tenemos la oportunidad y también la responsabilidad de volver a construir mejor. Hay una senda clara hacia la recuperación de América Latina y el Caribe, y el sector privado debe ser el motor de una recuperación sostenible”, expresó Scriven.

Un aspecto destacable es la iniciativa para impulsar el desarrollo sostenible de la Región Amazónica. “Esta iniciativa, que contará con un capital semilla de US$20 millones aportado por el BID, se implementará en estrecha colaboración con los países de la cuenca y con la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA)”, dice el comunicado. Fuentes: BID, agencias de noticias europeas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.