En Uruguay prima una visión negativa de los resultados del MERCOSUR al cumplir estos 30 años de existencia

Un informe del diario EL PAIS, el más importante de Uruguay, refleja claramente lo que el liderazgo político expresa abiertamente o lo piensa manifestando esperanzas que en el fondo no son sólidas.

La nota del diario EL PAIS dice que “el próximo viernes se celebran 30 años de la firma del Tratado de Asunción, instrumento jurídico mediante el que Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay fundaron el Mercosur. Mucha agua ha corrido desde entonces y el bloque que pretendió ser una asociación política y comercial vive, tal vez, sus horas más complejas”.

Agrega que el MERCOSUR “ha estado atravesado en los últimos tiempos por cuestionamientos sobre la velocidad y el grado de apertura de su comercio con terceros países, mientras aún no ha logrado cerrar definitivamente un acuerdo de libre de comercio con la Unión Europea”.

“Estas trabas a su desarrollo han puesto al acuerdo regional en una especie de limbo que le impide avanzar en busca de los objetivos para los que fue creado”, agrega la nota.

A título de ejemplo el informe periodístico recuerda que antes de que el MERCOSUR se creara “el comercio exterior uruguayo con Argentina y Brasil era el 42% del intercambio total de bienes del país. En 2001 representaba el 40% y al finalizar 2020, el intercambio con esos dos socios cayó a 26% del total. “En términos reales, la disminución del comercio con Argentina y Brasil ha sido 21%, no obstante, el aumento de la población a 270 millones” dijo en el mismo diario pocos días atrás el economista Jorge Caumont.

“En sus tres décadas de existencia el Mercosur no consiguió funcionar como una unión aduanera, como planteó su tratado de constitución, mantiene trabas a la libre circulación de bienes y servicios en su interior, y un AEC muy alto en términos comparativos y con abundantes perforaciones que en opinión de analistas ponen obstáculos al libre comercio”, sigue diciendo el análisis del diario.

Esta visión ha sido manifestada una y otra vez por el expresidente Luis Alberto Lacalle de Herrera (padre del actual presidente Luis Alberto Lacalle Pou) quién como presidente del Uruguay firmo en Asunción el Tratado por el cual se creó el MERCOSUR.

EL PAIS indica que “Los gobiernos de Brasil y Uruguay son quienes lideran en estos momentos la tendencia flexibilizadora y el de Argentina es el que se ha mostrado más reticente a seguir ese camino, aunque en las últimas semanas ha suavizado su postura abriendo al menos la posibilidad de negociar el asunto”.

El canciller brasileño Ernesto Araújo expresó en una entrevista con la agencia de noticias AFP. “Nuestro objetivo es que el Mercosur sea un bloque negociador eficiente (…) Si eso es posible a través del Mercosur como bloque, perfecto. Si en algunos casos es mejor trabajar individualmente (…), necesitamos encontrar esas flexibilidades”. Claramente Araújo declaró el “Mercosur tiene que ser abierto al mundo, permitir o (al menos) no impedir una apertura de Brasil al mundo. Eso es vital para nuestra competitividad.

Mientras Uruguay y Brasil manifiestan el deseo de una política comercial más flexible del bloque y Argentina una proteccionista, Paraguay no termina por definirse claramente.

En vista de la reunión presidencial del MERCOSUR del próximo viernes conmemorando sus 30 años se negocia entre los gobiernos buscar una fórmula que contemple las distintas posiciones o velocidades de proceder con  acuerdos con terceros fuera del bloque en forma conjunta o individual. El canciller Francisco Bustillo informo que Uruguay tiene relaciones comerciales con 178 países durante una reunión el mes pasado con la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados. Bustillo dijo allí que Uruguay da pasos “para aprovechar las grandes oportunidades que generan las relaciones con potencias económicas y políticas como los Estados Unidos, China, Rusia y los países de la Unión Europea, entre otros”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.