El régimen comunista cubano agranda el especio de la propiedad privada

La Constitución cubana aprobada y refrendada en 2019 reconocía por primera vez el papel del mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera en la economía cubana, pero siempre bajo el Estado Socialista. Los líderes del régimen especialmente Raúl Castro señalaron que los cambios constitucionales no implicaban un abandono de los ideales socialistas de la Revolución Cubana.

La prensa oficial cubana, las agencias de noticias y medios de todo el mundo se hacen eco en estos días de un paso más para aumentar el peso de la propiedad privada y el mercado disminuyendo el poder del Estado al menos en lo económico dado que en lo político no hay ninguna señal de apertura.

El pasado sábado 6 de febrero los gobernantes cubanos anunciaron una “liberación” de los rubros en donde podrían iniciarse actividad privada pasando de 127 rubros a 2. 000.

El emprendedor Oniel Díaz Castellanos, fundador de Auge, una consultora privada cubana, citado por el diario El País de Madrid dijo que la decisión es “un paso enorme e histórico. Implica un cambio de paradigma con respecto al trabajo por cuenta propia. Por décadas y desde su surgimiento, este siempre estuvo sujeto a un listado de actividades puntuales que eran las que se podían desarrollar, dejando en la ilegalidad a todo lo que no estuviera autorizado”.

En 2010, había en Cuba 157.000 trabajadores cuentapropistas. En 2014, la cifra será de 478.000, y hoy son más de 600.000 (el 13% de la población activa) los que tienen licencia para ejercer los 127 trabajos autorizados hasta el 6 de febrero. La Pymes serán como en el resto de América Latina un área clave para crear empleo.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social del gobierno comunista cubano, Marta Elena Feitó, aviso que de las 2.000 actividades privadas se excluirán, parcial o totalmente, 124 actividades a las que el sector privado no podrá acceder a realizar.

Ellas serán potestad del Estado realizarlas ya sea por cuestiones estratégicas o de seguridad nacional. En la lista es la medicina, la educación, la defensa y la explotación de recursos naturales.

Dice un informe de diario El País de Madrid que un tema muy importante es saber cuál será la regulación para profesionales como arquitectos, abogados, ingenieros, y otros. Estos hasta el momento no pueden ejercer de forma privada.

Quedan muchas interrogantes sobre asuntos impositivas, relaciones laborales con empresas extranjeras y que financiación tendrán los innovadores para empezar sus empresas.

La economía cubana pasa por momento difícil con una inflación muy importante que afectó aún más el costo de vida de los cubanos.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.