La dictadura en Venezuela acorrala a la oposición, pero acentúa su aislamiento internacional

La imposición de una nueva Asamblea Nacional surgida de elecciones no reconocidas por los países democráticos de las Américas, Europa y Japón al ser vistas unánimemente como fraudulentas, reforzo el aislamiento internacional del régimen chavista encabezado por Nicolás Maduro. .

El llamado Grupo de Lima integrado por los gobiernos de Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y Perú, creado en Lima en agosto de 2017 con el propósito de encontrar salidas a la crisis en Venezuela desconoció la semana pasada a la nueva Asamblea Nacional de Venezuela, liderada por la bancada oficialista y sigue reconociendo al líder opositor Juan Guaidó, como presidente.

«No reconocemos la legitimidad ni la legalidad de la Asamblea Nacional instalada el 5 de enero de 2021. Esta Asamblea Nacional ilegítima es producto de las elecciones fraudulentas del 6 de diciembre de 2020, organizadas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro», dice la declaración del Grupo de Lima

El Grupo de Lima dijo también reconocer “la existencia de la Comisión Delegada encabezada por su legítima junta directiva establecida por la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó».

Llamo a la comunidad internacional para que rechace la «Asamblea Nacional ilegítima y apoye los esfuerzos para la recuperación de la democracia, el respeto a los derechos humanos y el Estado de derecho en Venezuela».

Canadá también anunció puntualmente que continuará reconociendo a la Asamblea Nacional de Venezuela presidida por Juan Guaidó. El ministro de Relaciones Exteriores canadiense François-Philippe Champagne señalo que la decisión se debe a que las elecciones parlamentarias convocadas por régimen encabezado por Nicolás Maduro no fueron “ni libres ni justas”.

Por su parte Japón a través de su canciller, Toshimitsu Motegi, se pronunció sobre el tema en una entrevista con la agencia EFE, en el marco del inicio de su gira por América Latina que lo llevará a México, Uruguay, Argentina, Paraguay y Brasil.

“Japón sigue haciendo un llamamiento en pro de la restauración de la democracia con la amplia participación de ciudadanos y la pronta celebración de elecciones libres y justas en Venezuela, y apoya al presidente interino, Juan Guaidó”, indicó Motegi.

El canciller japonés expresó por igual la preocupación de su país respecto al “agravamiento de la situación política, económica y humanitaria en Venezuela”, que ha generado 5,4 millones de refugiados y migrantes.

Por su parte EE. UU. catalogo a la Asamblea Nacional de mayoría chavista de «fraudulenta» e «ilegítima», y reiteró su apoyo al «presidente encargado» de Venezuela, Juan Guaidó, y a la asamblea paralela de la oposición.

En un comunicado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que “consideramos ilegítimo a este grupo y no lo reconoceremos ni a él ni a sus pronunciamientos», ha agregado Pompeo, subrayando su apoyo a Guaidó y a la «legítima» Asamblea Nacional elegida «libremente» en 2015 por la ciudadanía venezolana.

«El presidente Guaidó y la Asamblea Nacional son los únicos representantes democráticos del pueblo venezolano reconocidos por la comunidad internacional»,

Por su parte el Departamento del Tesoro de EE. UU en una declaración dice que mantiene su reconocimiento a Juan Guaidó y sus representantes y ratificó que no autoriza transacciones o actividades que involucren “a la Asamblea Nacional ilegítima programada para sentarse en 5 de enero de 2021, incluidos sus respectivos miembros y personal”.

En tanto la Unión Europea (UE) no reconoció los resultados de las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre.

Pero a la vez, aunque mantiene su apoyo a Juan Guaidó no lo señala como “presidente interino” de Venezuela.

«La UE mantendrá su compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó», afirmó el Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell.

La UE rechaza últimas elecciones legislativas al «no cumplir con los estándares internacionales para un proceso creíble», y reconocen que «hubo falta de pluralismo político», por lo que la actual Asamblea Nacional se construye, según «sobre la base» de unas elecciones «no democráticas».

 Borrell, señalo en un comunicado que la UE cree que «Venezuela necesita urgentemente una solución política para terminar el actual impasse, a través de un proceso inclusivo de diálogo y negociación».

Por último a diferencia de la UE, el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab a dicho que “Reino Unido sigue reconociendo a la Asamblea Nacional venezolana elegida en 2015 y a su presidente como presidente interino, dado que las elecciones legislativas de diciembre no fueron ni libres ni creíbles”.

Los principales sostenes del régimen dictatorial de Caracas son China Popular, Irán, Rusia y Turquía. (Fuentes: EFE, AFP, AP, France24, Infobae, El País de Madrid)

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.