El nuevo presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce Catacora y su trayectoria

Luis Alberto Arce Catacora, nació en 1963, en La Paz, capital de Bolivia. Su profesión es economista y contador general, además de ser catedrático universitario. Estudio y se recibió en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la principal universidad pública de Bolivia, y luego obtuvo una maestría en la Universidad de Warwick, en Inglaterra.

Realizo diversos cursos postgrado en universidades extranjeras y ha sido profesor invitado en universidades especialmente de los EE. UU. 

Ocupo la cartera de ministro de Economía y Finanzas Públicas de su país durante dos ocasiones ambos siendo presidente, Evo Morales. Lo hizo entre enero de 2006 hasta junio de 2017 y luego fue un período más corto entre enero de 2019 y noviembre de 2019 cuando Evo Morales fue depuesto. Arce ya tenía experiencia en el manejo de las finanzas públicas por su gestión en el Banco Central de Bolivia.

A Arce se le reconocen méritos importantes en su gestión ante la economía y las finanzas de Bolivia que ayudaron al presidente Evo Morales mantenerse por varios períodos en el gobierno de su país. La estabilidad de la moneda, el incentivo al mercado interno, inversiones extranjeras y la industrialización de los recursos naturales entre ellas

Observadores señalan que la gestión y personalidad de Arce fue muy importante para que el gobierno de Evo Morales pese a ser aliado del expresidente Rafael Correa y del actual mandatario venezolano Nicolás Maduro, su país no transitara por los caminos que llevaron, especialmente en el caso, de Venezuela a un colapso económico.

Tanto dentro del país como en el extranjero, países, medios y analistas, esperan que la moderación y sentido común que mostro Arce al frente de la economía boliviana se trasmita a su gestión política como presidente de Bolivia. Asumirá con más del 50% de los votos emitidos (aún no están las cifras oficiales finales) lo cual le da una importante legitimidad, pero también sufrirá presiones desde el ala más a la izquierda de su partido, el posible retorno de Evo Morales y el que la oposición más radical, en Santa Cruz se ha hecho más fuerte quedándose con todos los puestos de senadores y diputados de la región más rica del país. Además de ello las expectativas y quejas sociales por la situación crítica actual que deja la pandemia del covid-19. El PBI de Bolivia se prevé que caerá un 6% para este año.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.