CEPAL presente la Agenda 2030 en el mundo post COVID-19 y dice que exige un nuevo pacto global y regional

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, declaró este viernes en un diálogo titulado “Aceleración de los ODS como hoja de ruta para reconstruir mejor”, organizado por el Gobierno de Costa Rica, que el cumplimiento la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en el mundo post COVID-19 exige un nuevo pacto global y regional que incluya un renovado modelo de desarrollo que se oriente a mayor bienestar y sostenibilidad ambiental.  

La reunión fue inaugurada por María del Pilar Garrido, Ministra de Planificación Nacional y Política Económica de Costa Rica (MIDEPLAN), y contó también con la participación de Adriana Bolaños, Vicecanciller para Asuntos Bilaterales y de Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, así como de la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en aquel país, Allegra Baiocchi.

La ministra costarricense María del Pilar Garrido señaló que su país ha resguardado el gasto de capital durante la crisis del COVID-19, promoviendo alianzas público-privadas y relevó la importancia del poder transformador y multiplicador que tiene el gasto de capital por el lado del crecimiento y el empleo.

“Recuperarnos mejor de la pandemia significa salir transformados, hacer una transición hacia una economía más digitalizada, resiliente, sostenible y más centrada en las personas”, recordó Garrido

Por su parte Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL realizó una presentación sobre las perspectivas de América Latina y el Caribe hacia la Agenda 2030 y la Década de Acción, en la cual expuso la actual situación económica y social por la que atraviesa la región y los avances -y retrocesos- que se han verificado en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a la luz de la actual crisis desatada por el COVID-19.

Bárcena afirmo que los países de América Latina y el Caribe han hecho grandes esfuerzos durante la actual crisis. Dijo que el esfuerzo fiscal ha sido en promedio de 4,5% del PIB regional, acompañado de garantías estatales de crédito de hasta 10% del PIB. Pero no es suficiente, según ella, y hay, además – agregó – limitaciones como que los pagos de intereses van subiendo, así como las necesidades de gasto.

“Todas las medidas para hacer frente al COVID-19 deben vincular el corto (de emergencia) con el mediano/largo plazo. Ambos deben articularse para cambiar el modelo de desarrollo hacia transformación productiva, con sostenibilidad e igualdad”, sostuvo Bárcena.

Bárcena reitero las cinco propuestas hechas por la CEPAL para recuperarse de la crisis ocasionada por la pandemia del covid-19. Ellas son:  1) Extender el ingreso básico de emergencia por 6 meses a toda la población en pobreza (equivalente a 1 línea de pobreza), ampliación de plazos y períodos de gracia en los créditos a MiPymes; 2) Invertir 1% del PIB en una canasta básica digital para garantizar inclusión digital universal; 3) Políticas fiscales y monetarias expansivas que sostengan un período más largo de gasto con instrumentos no convencionales nacionales e internacionales, como el Fondo para Aliviar la Economía COVID-19 (FACE),4) Promover la solidaridad internacional a través de este fondo FACE y los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional, el alivio de deuda y pago de intereses en el Caribe y crear un fondo de resiliencia; y 5) Implementar planes de recuperación con creación de empleo, sustentados en acción climática, sostenibilidad ambiental, soluciones basadas en la naturaleza e infraestructura básica en zonas rurales y urbanas.

“El mundo pospandemia del COVID-19 nos exige un nuevo pacto global y regional para cumplir la Agenda 2030. La humanidad tiene que proveer bienes públicos globales como salud, paz, estabilidad financiera y seguridad climática”, declaró la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. “Necesitamos políticas industriales que permitan fortalecer las capacidades productivas y generar nuevos sectores estratégicos, así como avanzar hacia una mayor integración productiva, comercial y tecnológica con redes de investigación tecnológica”, siguió afirmando Bárcena.

“También ir en pos de un nuevo régimen de protección social universal con un ingreso básico, que genera certezas ciudadanas, y hacia una gobernanza internacional inclusiva y sostenible con base en la Agenda 2030”, dijo la secretaria ejecutiva de la CEPAL.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.