El ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López expreso que se espera que su país recobre la senda del crecimiento en 2021

El ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López, dijo que el plan de su gobierno para la recuperación económica se basa en impuestos bajos y cambios en la residencia fiscal y se espera que el año que viene el país vuelva a crecer económicamente

Paraguay tuvo en abril y mayo meses muy malos para su economía. Cuando se flexibilizo sus restricciones por la pandemia (uno de los países menos afectados por el Covid-19) la economía volvió a registrar índices positivos, y el gobierno calcula que la contracción este año será entre un 2% y un 3%, en vez del 5% que se calculó inicialmente.  

“La economía sigue funcionando”, dice Benigno López, Si bien el país todavía debe lidiar con un aumento de los contagios el país ya reanudó los ‘vuelos burbuja’ con Uruguay y está trabajando con Brasil para tener un cierre fronterizo eficiente y menos agresivo para reactivarlas zonas de Ciudad del Este y Foz de Iguazú”. También afirmó que “este sistema de cierre total no es sostenible en el tiempo, y en la medida en que vayamos pasando las pruebas sanitarias vamos a ir teniendo este tipo de medidas con todos nuestros vecinos”.

Recordó por igual que Paraguay lanzó en tiempo récord un plan de emergencia que representa cerca del 9% de su PIB y que, además de fortalecer el sistema sanitario y la protección social para los sectores más afectados por la crisis, previó una moratoria o exoneración de algunos impuestos; un fuerte endeudamiento (en abril, Paraguay colocó US$ 1.000 millones en bonos a 10 años, a una tasa de 4,95%); y una mayor liquidez desde el banco central, que en junio recortó la tasa a 0,75%.

 “Un problema que no teníamos previsto este año – agrega López-   es que la rapidez de la deuda fue mayor a la pensada, como ocurre en toda la región”. Pese a eso señala que los niveles de deuda son bajos ubicándolos en un 20 a 21% del PBI, siendo la deuda más baja de los países de la región.

El ministro es preguntado cuales son los principales desafíos después de la pandemia. Dice al respecto que “esta situación nos va a dar un déficit de entre 6 y 7 puntos; no estamos acostumbrados a que sea tan alto”. “El compromiso es volver a la senda de la responsabilidad fiscal en el tiempo que nos queda de mandato (2023)” Advirtió que “para el año que viene, hemos presentado un presupuesto austero, rígido, sin ningún aumento del gasto corriente, con un déficit menor. Pensamos el año que viene cerrar en 4 puntos, y así sucesivamente hasta llegar a 1,5 puntos, que es nuestro déficit aceptado por la sociedad paraguaya, de alguna manera”.

En el plano externo, Paraguay aspira a atraer más inversión externa manifestó el ministro. “Lo que tenemos que hacer es que nos conozcan…Paraguay tiene un ambiente ideal para la inversión extranjera. Tiene una economía previsible: si sacamos la pandemia y el año pasado que fue complicado a nivel climático, en los últimos 15 años Paraguay creció a un promedio de 4,5%. Pasamos de ser un país en default selectivo a un paso de ser considerado grado de inversión, y hemos mantenido la calificación en este tiempo de pandemia, prueba de que las políticas públicas en el mercado, en lo macroeconómico, son verdaderas. Nuestro régimen impositivo es sumamente atractivo: la tasa contributiva en Paraguay es baja, comparativamente hablando, y hay mucho espacio para generar retornos”, detallando los beneficios de invertir en Paraguay.

Referente a la importancia de la seguridad jurídica para la inversión, el Ministro de Haciendo recordó que “tenemos leyes que protegen a la inversión. Tenemos una ley que da exenciones tributarias a los que quieren radicar una inversión. Tenemos también una ley que garantiza al inversor que las reglas tributarias vigentes al momento en que se realizó la inversión no se le van a cambiar. Estamos trabajando en fortalecer el sistema de residencia para permitir que el inversor pueda tenerla radicación mucho más rápido y de manera más sencilla”

En particular destaco que “nuestro sistema de protección a la propiedad privada no tiene muchos desafíos. La transferencia de las utilidades es libre, nosotros no restringimos el esfuerzo que hace cada uno. Está todo para que el inversor venga”. Sumo a lo anterior que “la carga tributaria en Paraguay es alrededor del 10% en total –no 40% como en otros lugares– y en el sistema tributario hemos tenido una reforma el año pasado, justamente para tener un sistema mucho más sencillo. El extranjero que no reside en Paraguay va a poder tener un retorno importante a sus utilidades y lo que va a pagar de renta va a ser entre el 5% y el 15%, de acuerdo con el rubro. No hay más que eso. No existe el impuesto al patrimonio, salvo el impuesto inmobiliario, y los beneficios que se pueden dar por la ley de Incentivos Fiscales a la Inversión de Capital son enormes”.

La estrategia para avanzar, indico López sería: gasto eficiente, tributos eficientes y formalización de la economía.

Recordó que el gobierno presento “una ley de Servicio Civil en la que la meritocracia va a ser la norma sin exclusión: al sector público se va a entrar únicamente por concurso meritocrático, público y de oposición. Estamos revisando todas las formas de cómo prestamos los servicios; estamos trabajando en una política salarial que sea competitiva. Hemos tenido un informe que nos señala que Paraguay paga bastante bien en el lugar donde no hay capacidad, donde no hay habilidades, pero paga relativamente mal en otros. Vamos a tratar de que se pague conforme a la responsabilidad y evitar la influencia política en el funcionamiento del sector público. Creemos que es clave”.

Fuente:

Cecilia Filas El Cronista – RIPE

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.