Nuestros Inicios e Historia

Luego del éxito de la I y II Conferencia del Liderazgo Latinoamericano en Asunción y Brasilia respectivamente, convocadas por el Instituto para el Desarrollo del Pensamiento de Asunción con el patrocinio de la Fundación Global de la Paz y el apoyo de la Conferencia del Liderazgo del Uruguay y la Fundación Esquipulas de Guatemala, se establecieron las bases para la formación de una organización de ex mandatarios de Latinoamérica que desarrollada un activismo a favor de la implementación de políticas guiadas por los principios y valores de la Declaración de Asunción.

La Misión

Luego del éxito de la I y II Conferencia del Liderazgo Latinoamericano en Asunción y Brasilia respectivamente, convocadas por el Instituto para el Desarrollo del Pensamiento de Asunción con el patrocinio de la Fundación Global de la Paz y el apoyo de la Conferencia del Liderazgo del Uruguay y la Fundación Esquipulas de Guatemala, se establecieron las bases para la formación de una organización de ex mandatarios de Latinoamérica que desarrollada un activismo a favor de la implementación de políticas guiadas por los principios y valores de la Declaración de Asunción.

Misión Presidencial Latinoamericana

Liderazgo, testimonio y servicio a la región. Con más de 12 Ex Presidentes comprometidos con la iniciativa.

En la I y II Conferencia participaron 8 ex presidentes, cuyo conocimiento y experiencia aseguraba un fundamento para crear lo que se pasó a llamar ahora Misión Presidencial, nombre que significa que los ex mandatarios que ya han cumplido una larga carrera política en sus respectivas naciones, pueden ahora, por encima de intereses partidarios dedicarse a dejar un legado que trascienda a su propio país. En este caso la Unidad de América Latina y la cooperación de todas las Américas.

En mayo de 2012 durante un seminario sobre la Libertad de Prensa realizado en Asunción, Luis Alberto Lacalle (Presidente de Uruguay, 1990-1995); Juan Carlos Wasmosy (Presidente de Paraguay, 1993-1998) y Marco Vinicio Cerezo (Presidente de Guatemala, 1986-1991) junto con representantes del Instituto para el Desarrollo del Pensamiento-Patria Soñada; la Fundación Global para la Paz; la Conferencia del Liderazgo del Uruguay y la Fundación Esquipulas de Guatemala, decidieron poner en marcha esta nueva iniciativa. La Declaración de Asunción expresa claramente el motivo de unirse, para trabajar juntos:

“Nos hemos reunido en la ciudad de Asunción, República del Paraguay, como ciudadanos de este continente y del mundo – llamados por nuestra consciencia y nuestros corazones – deseando proclamar nuestro deseo de trabajar – más allá de las diferencias religiosas, políticas, sociales y étnicas – por la unidad de América Latina como continente de paz que pueda iluminar un mundo lleno de incertidumbres y confusión”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.