Declaración de Brasilia y Proceso de Constitución

Conferencia de Brasilia – 19-21 de Octubre 2011

A partir de este primer paso se llevó a cabo en Brasilia en octubre de 2011, Segunda Conferencia Global de Liderazgo sobre “Oportunidades, Dificultades y Retos de la América Latina: Estrategia Consensual sobre Energía, Alimentos y Ética”.

En dicha Conferencia participaron un destacado grupo de ex presidentes además de líderes de todo el continente para analizar, desde el enfoque ético y moral matriz de la Declaración de Asunción, tres temas vitales para Latinoamérica como son Energía, Alimentos y Etica.

En la misma estuvieron presentes los  ex presidentes Juan Carlos Wasmosy (Paraguay),  Vinicio Cerezo (Guatemala), Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Jaime Paz Zamora (Bolivia), Raúl Cubas (Paraguay), Ernesto Balladares (Panamá) y Gustavo Noboa (Ecuador).

El encuentro atrajo el interés del liderazgo brasileño y los ex presidentes participantes se entrevistaron con el Vicepresidente de Brasil, Michel Temer, y se realizó una sesión especial en el Congreso de Brasil donde hablaron el ex Presidente Lacalle; el Diputado federal de Brasil, Nelson Marquezelli, y la Senadora paraguaya Lilian Samaniego.

Al igual que sucedió en Asunción se redactó la Declaración de Brasilia que expresa el pensamiento y la voluntad de los ex mandatarios presentes como de los delegados que estuvieron en el evento.

La Declaración de Brasilia

La Declaración de Brasilia se pronunció sobre los temas propuestos para la Conferencia.

Así es que asegura:

“De nuestra inteligencia y decisiones dependerá que tanta riqueza real y potencial no sea una excusa o motivo para conflagraciones internas o internacionales abogando por una sociedad que viva en paz y sin temor a la guerra o la opresión. La consigna, por tanto, debe ser: incrementar el rendimiento de las energías y los cultivos alimentos, mejorar la interconexión de infraestructuras, racionalizar hábitos de consumo”.

Aunque la conferencia trato temas muy concretos no estuvo ajeno el enfoque ético que es lo que marcó la Declaración de Asunción. Por ello analizando temas muy específicos la Declaración de Brasilia no obvió los valores perennes y proclamó como metas:

  • Lograr la integración de América Latina y el Caribe sobre la base de valores comunes, el respeto a las libertades, el vivir uno por el bien del otro dejando de lado egoísmos nacionales y fortaleciendo una democracia real;
  • Promover un renacimiento espiritual y moral para fortalecer la familia, la educación, inclusión de los jóvenes;
  • Reconocer la diversidad cultural de América Latina y apoyar propuestas de desarrollo integral;

La Declaración de Brasilia convoca también

  • A que valoremos con visión altruista y eficiente la disponibilidad de recursos que la naturaleza nos brinda, porque de su correcta administración, explotación e interconexión con una renovada dimensión ética, dependerá la vida digna de millones de seres humanos.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.